El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Efectos del cambio climático

El cambio climático provocará un incremento de la temperatura de la Tierra entre 1.5°C y 5°C en los próximos años. Este incremento de la temperatura alterará los distintos ecosistemas que existen afectando a la biodiversidad. Además estos cambios del clima impactan los distintos sectores económicos reduciendo la productividad agrícola, la disponibilidad de agua y la generación eléctrica.

Por el lado netamente económico, aumentos moderados de la temperatura (2° C) generarían una reducción máxima del PBI mundial de 1% al año 2100; mientras que incrementos significativos (por encima de 5° C) implicarían una disminución de hasta 9% del PBI.

Se han considerado como los principales efectos del cambio climático los siguientes factores:

a) Un descongelamiento de las nieves, lo que afecta la estabilidad de los suelos causando severos daños en las infraestructuras: carreteras, autopistas, edificios y aeropuertos.

b) Un aumento de enfermedades y parásitos que no son comunes en ciertas zonas, así como un incremento en la incidencia de plagas y enfermedades en la agricultura, afectando las cosechas. A nivel mundial, han resurgido enfermedades que se consideraban erradicadas, como el dengue en Ecuador o la fiebre amarilla en el Perú.

c) Los cambios en los patrones de lluvias obligará a variar las temporadas de siembra y cosechas, alterando la oferta en los mercados y la disponibilidad de alimentos.

d) La vida silvestre costera tiene riesgo de desaparecer y existirá un aumento en la salinidad de los suelos al producirse las variaciones en el nivel del mar.

e) El incremento en el nivel del mar y por lo tanto inundaciones en zonas costeras, obligará a millones de personas a emigrar.

f) Un aumento en la frecuencia de disturbios meteorológicos como tormentas y huracanes tropicales.

Específicamente, las proyecciones climáticas para América Latina y el Caribe indican:

  • Un aumento paulatino pero persistente de la temperatura promedio.
  • Cambios en los patrones de cantidad, intensidad y frecuencia en las precipitaciones.
  • Una creciente variabilidad climática en distintas zonas.
  • Un proceso de intensificación de fenómenos extremos, como olas de calor, periodos de sequía o intensificación de huracanes

Parte de estas consecuencias ya las estamos viviendo con el aumento de la frecuencia de huracanes cada vez más intensos, y Fenómenos del Niño cada vez más destructivos. Cabe resaltar que el incremento de desastres de origen natural tipo afecta más a los países pobres por encontrarse en situación de mayor riesgo y vulnerabilidad. En los países en desarrollo, los recursos que los gobiernos asignan a prevención y mitigación de desastres es muy reducido o inexistente, lo que incrementa el riesgo de estas poblaciones, las cuales, muchas veces por necesidad o ignorancia, establecen núcleos poblacionales en laderas de montañas, márgenes de ríos u otras potenciales zonas de riesgo.


 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   

© Copyright 2010 / webmaster@riesgoycambioclimatico.org